¿Qué ordenador portátil comprar?

Portátiles pequeños

Los sistemas más delgados y livianos tienen aproximadamente entre 11 y 12 pulgadas de pantalla y pesan entre 1 y 1,5 quilos. Sin embargo, en este tamaño, la pantalla y el teclado será un poco demasiado estrecho para las necesidades de algunos usuarios.

Portátil 13 pulgadas

Proporciona el mejor equilibrio entre portabilidad y facilidad de uso. Los portátiles con pantallas de 13 o 14 pulgadas por lo general pesan entre 1,5 y 2,5 quilos y caben fácilmente encima de tus piernas sin dejar de ofrecer los teclados de tamaño generoso y pantallas de cómoda visibilidad. Si estás dispuesto a pagar un plus, también se pueden encontrar sistemas extremadamente ligeros con estos tamaños de pantalla, incluyendo el 1,2 quilos Dell XPS 13 y 1,3 quilos el 14 pulgadas Lenovo ThinkPad X1 Carbon.

Portátil 15 pulgadas

El tamaño más popular, los ordenadores portátiles de 15 pulgadas son por lo general bastante voluminosos y pesados con 2,3 a 3 quilos, pero también cuestan menos. Si no estás planeando llevar tu portátil encima a menudo o a utilizarlo encima de tus piernas, un sistema de 15 pulgadas podría ser un buen negocio para ti. Algunos modelos de 15 pulgadas vienen con unidades de DVD, pero te ahorrarás peso si buscas un modelo que no la lleve.

Portátil 17 pulgadas

Si tu portátil se queda en tu escritorio todo el día y todos los días, un sistema de 17 o 18 pulgadas podría ofrecerte el tipo de poder de procesamiento que necesitas para jugar a juegos de gama alta o hacer toda la productividad a nivel de estación de trabajo. Debido a su grosor, los portátiles de este tamaño pueden tener CPUs de cuatro núcleos de alta tensión, tarjetas gráficas muy potentes y múltiples unidades de almacenamiento. Eso sí, no pienses en llevar estos sistemas de más de 3 quilos a cualquier lugar.

¿Cuánto puedes gastar?

¿Cuál es tu presupuesto? Hoy en día puedes para saber qué portátil comprar tienes que saber que un ordenador portátil mínimamente usable lo puedes obtener por menos de 450 €, pero si puedes invertir más dinero en él, podrás obtener un sistema con una calidad superior, una resistencia fuerte y una mejor visualización.

Portátiles de menos de 500€

Los portátiles menos costosas son los Chromebooks, que se ejecutan en el navegador centrado en el sistema operativo de Google, o los sistemas Windows de gama baja con almacenamiento mínimo y procesadores más lentos, como el 11 HP Stream. Cualquiera de los dos puede convertirse en un buen equipo secundario o para los niños, sobre todo si compras uno de los portátiles pequeños como los Chromebooks que tienden a durar mucho tiempo (8 horas o más) en una carga. Por menos de 500 € puedes conseguir un portátil con un procesador Intel Core i5 o CPU AMD A8, de 4 a 8 GB de RAM y un disco duro de 500 GB, todas las características respetables.  Sin embargo, a este precio, la mayoría de portátiles tienen chasis de plástico barato, pantallas de resolución baja y débil duración de la batería.

Portátiles de menos de 1.000€

A medida que vayas por encima de los 500€, comenzarás a ver más diseños de alta calidad, tales como los acabados metálicos. Aunque se encuentre al otro lado del océano, muchas veces la utilizo ya que con los cambios de moneda el precio siempre es menor que en España. Los fabricantes también empiezan a añadir otras características que hay para subir la escala de precios, incluyendo un mejor audio y teclados retroiluminados. También puedes ser capaz de obtener una pantalla con una resolución que es de 1600 x 900 o 1920 x 1080 y una memoria caché flash.

Portátiles de más de 1.000€

En este rango de precios, te esperas portátiles que son más que portátiles, más potentes, o ambos. Espera mayores pantallas de resolución, procesadores más rápidos, y gráficos posiblemente discretos. Los ultraportátiles (ultrabooks) más ligeros, más duraderos, como el MacBook Air de 13 pulgadas y algunos otros tienden a costar más de 1.000€. Los sistemas de juegos de gama alta y las estaciones de trabajo móviles por lo general cuestan eso hasta llegar a costar 3.000€ en algunas ocasiones.

Cómo hacer que tu ordenador vaya más rápido

 

Con el paso del tiempo cualquier ordenador se vuelve más lento. Por muy buenas que sean sus características el avance de la tecnología y el uso cotidiano convierten tu máquina perfecta en algo obsoleto. Por eso hoy te traigo los mejores consejos para que sepas cómo hacer que tu ordenador vaya más rápido.

Aunque los últimos datos de Gartner apuntan a que cada vez hay menos gente que compra ordenadores de sobremesa, lo cierto es que todavía hay muchas otras personas que si lo hacen.

Renovar el aparato tecnológico es lo más recomendable, pero a veces, debemos esperar un tiempo para comprar con cabeza. Mientrastanto, puedes aprovechar pequeños trucos.

ELIMINA ARCHIVOS DUPLICADOS

¿Para que quieres copias de archivos? Ocupan más espacio de tu memoria y al fin y al cabo no aportan nada nuevo. Para ello debes buscar algún programa que se encargue de eliminar este tipo de documentos o -aunque sea más farragoso- hacerlo tu mismo. Con este software El mejor ejemplo es el programa Easy Duplicate Finder: fácil, intutivo y muy práctico,

BORRAR COOKIES

Las cookies no son malas en si mismas. De hecho, suelen ayudar al usuario en su interacción diaria y cotidiana. Su funcionamiento no es demasiado complejo: las páginas web emvian estas “”galletas”” a los usuarios para permitir de datos de rastreo que ayuden a predecir su comportamiento. No obstante, acumular cookies de demasiadas web en tu navegador pueden saturarlo e incluso llegar a afectar a la velocidad de tu ordenador y a la duración de la batería.

CÓMO HACER QUE TU ORDENADOR VAYA MÁS RÁPIDO: MEMORIA RAM

Dejamos el mundo digital y pasamos al terrenal. A veces es tan sencillo como cambiar una pieza. Debes saber que si quieres que tu ordenador vaya más rápido, puedes cambiarle la memoria RAM y mejorar su capacidad para gestionar más aplicaciones. Un aspecto que puede hacer que su rendimiento sea más fluido.

Para la instalación puedes acudir a un especialista o, si lo prefieres, la puedes hacer tu mismo. No es muy difícil y puede que, de ese modo aprendas como funciona un ordenador. Del mismo modo, la limpieza física de la torre puede tener efectos similares.

TÚ ELIGES LA VELOCIDAD

Lo que algunos usuarios no conocen, es que ellos mismos pueden seleccionar el ritmo de trabajo de su computadora. Por ejemplo, habilitar esta opción en Windows es muy sencillo. Simplemente tendrás que hacer ‘click’ en ‘propiedades’ y después en ‘Opciones avanzadas’. Una vez llegues allí, pulsa en ‘Configuración de rendimiento’ y será entonces cuando puedas escoger las diferentes opciones de rendimiento de tu ordenador.